Gildan Activewear continúa violando los derechos humanos y laborales

Printervriendelijke versieSend by email

Maria Magdalena, trabajadora del área de limpieza de oficinas de la marca Gildan Activewear en Honduras, ha sufrido tres accidentes de trabajo, que la empresa se niega a reconocer. Cuando se ve obligada a aceptarlos hostiga a la trabajadora o trabajador que se atrevió a ejercer sus derechos, mostrando de esa forma su irrespeto a las personas, a la ley y su irresponsabilidad social.

 

Maria Magdalena, worker in the cleaning area of the offices of the brand Gildan Activewear in Honduras, has suffered three accidents at work, which the company refuses to recognise.  Workers who dare to exercise their rights are harassed, showing the disrespect of the company for the people and the law. 

María Magdalena Lemus es una trabajadora del área de limpieza de oficinas de la planta ubicada en el parque Zolí América de Choloma, Cortés, Honduras, desde hace ocho años.

Tres accidentes

El primer accidente lo sufrió en el 2004 al bajar las gradas: “me resbalé, la caja que llevaba en mis manos se fue por un lado y mi espalda dio un giro, entonces sentí un traquido en mi columna y pierna derecha. Sin auxilió de nadie fui a la clínica de la fabrica. El  médico de la empresa vendó mi pierna y me inyectó. Desde esa fecha tuve dolor en mi espalda y pierna derecha. En 2007 el médico me remitió al Instituto Hondureño de Seguro Social (IHSS) donde me tomaron radiografías y resonancias magnéticas. Este mismo año fui operada de hernias en la columna y quedé con dolores aún más fuertes”. María Magdalena perdió fuerza en sus piernas, la cirugía no resolvió su problema y continúa con dolor de espalda como consecuencia del accidente de trabajo.

Maria Magdalena perdió fuerza en sus piernas debido a los efectos causados por el accidente que le sucedió en el año 2004, por lo que sufre otro accidente, rompiéndose su rodilla derecha. Este accidente tampoco fue remitido a tiempo al (IHSS), y por supuesto tampoco fue registrado como accidente de trabajo.

El tercer accidente le ocurrió en febrero del 2009. Trabajando se enredó en unos cables telefónicos y cayó soportando su hombro todo el peso de su cuerpo. La trabajadora decidió visitar la oficina de la Colectiva de Mujeres Hondureñas (CODEMUH) para solicitar apoyo, y así logró que se le reconociera como accidente de trabajo.

Presión

Actualmente María Magdalena está recibiendo presión por parte de la administración de la fábrica para que no siga luchando por sus derechos. Su esposo labora también para la marca Gildan Activewear y como familia tiene temor a ser despedido, ya que la Lic. Maybi, Jefa de Recursos Humanos, lo llamó a su oficina para preguntarle ¿Qué pasaba con Magdalena? ¿Por que denunció a la compañía en un boletín de CODEMUH? Y terminó enviándole un recado a María Magdalena para que se presentara a la empresa para hablar sobre el asunto.

La trabajadora se presentó a la oficina de la Jefa de Recursos Humanos para hablar sobre la publicación de CODEMUH. La Lic. Maybi la dijo: “mire, hemos platicado con la abogada Nora Zúniga y la Lic. Claudia Sandoval y ellas me dijeron que se han portado muy bien con usted” María Magdalena le respondió “Nunca me han apoyado, me hicieron ofrecimientos, pero las palabras se las llevo el viento porque solamente quedó en promesas”. La Lic. Maybi le repondió: “puedo hacer mucho por usted pero debe dejar de ir a CODEMUH, déme copia de los documentos para ver que puedo hacer. También necesito que firmes un documento donde niegues lo publicado por la CODEMUH”. Entonces la trabajadora le manifestó que es su testimonial y que no se puede evadir la verdad y que lo publicado está documentado en el expediente que lleva CODEMUH.   

María Magdalena y su familia temen ser despedidos como represalia de la empresa por las denuncias realizadas para hacer valer sus derechos. De estos y otras violaciones el Fair Labor Asociation, FLA tiene pleno conocimiento.

Llamado  

Hacemos un llamado a la comunidad internacional, especialmente a la población de las universidades de los EEUU, consumidoras de la marca, y en otras partes del mundo para que le exijan a Gildan Activewear el cese de las violaciones a los derechos humanos/laborales de sus trabajadoras y trabajadores de Honduras, que cumplan la legislación laboral y con la responsabilidad social corporativa que refieren tener.

En cada prenda de vestir que ustedes usan confeccionada en Gildan, van las fracturas, lesiones en la espalda, en hombros, brazos y las  manos de las obreras - obreras que las producen.

 

“Empleo Si Pero Con Dignidad”

Colectiva de Mujeres Hondureñas CODEMUH

 

More About Us

       

 
 
Inhoud syndiceren